El Bachillerato supone una opción clara y específica a nivel académico, lo que supone una responsabilidad ante las exigencias planteadas por esa etapa.

En este momento tiene una importancia muy significativa el proceso de orientación de cara a las decisiones que tomarán los alumnos al final de esta etapa educativa y que deben ir preparándose a lo largo de los dos años.

Es por ello que a la exigencia académica se une el acompañamiento, las clarificaciones y la orientación para la toma de decisiones que deberá realizarse obligatoriamente al final de esta etapa escolar.

 

1.- Seguimiento del currículo.

Nuestro Centro tiene acreditada una sólida formación académica, puesta de manifiesto en el altísimo nivel de aprobados en la PAU, teniendo siempre en cuenta que se presenta un elevado número de los alumnos matriculados.

Así mismo, la proximidad de nota de expediente y nota de selectividad, manifiesta la coherencia en la valoración.

Para el desarrollo de las áreas del currículo, se mantienen contactos con los coordinadores de la Universidad de la PAU que van orientando en cuanto a las exigencias requeridas por la prueba con la que se cerrará esta etapa académica.

La participación en pruebas y certámenes ponen de manifiesto una sólida formación académica: Olimpiadas de Física, Olimpiadas de Matemáticas, etc. en las que es frecuente que alumnado del Colegio consiga primeros puestos e incluso premios a nivel nacional. Así en el curso 2013-2014 un alumno del Colegio ha ganado la medalla de oro en Física.

 

2.- Becas de carácter internacional (Becas Europa)

Nuestro Centro no sólo cuenta con alumnos propios sino también es solicitado por otros de nueva incorporación que buscan las características de nuestro bachillerato.

 

3.- Experiencias de innovación educativa.

En la etapa de Bachillerato los alumnos participan en el proyecto Start Innova, experiencia de fomento del talento emprendedor, organizado por el Diario Montañés y tutelado por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria en colaboración con la Universidad de Cantabria.

Nuestro Centro, en el curso 2013-2014, obtuvo el primer premio al mejor proyecto. Fue el Grupo Mezín con un proyecto sobre juegos virtuales.

 

4.- Acompañamiento personalizado:

Además de la tutoría y seguimiento individual que se lleva a cabo en ESO y que se mantiene en Bachillerato, esta etapa incorpora los Talleres de Control de Emociones, programados y desarrollados desde el Departamento de Orientación del Colegio.

Es importante valorar cómo determinados rasgos de personalidad y carácter, tales como la ansiedad, pueden bloquear los resultados académicos. Por ello en esta etapa educativa en la que la nota es tan fundamental para acceder a las medias académicas exigidas, es preciso buscar medidas como esta que faciliten el éxito personal.

 

5.- Experiencias de crecimiento personal: Camino hacia la madurez

 

Participación activa en las Comisiones de Centro.

Dando respuesta al principio educativo de escuela democrática y participativa, continúa la participación en las comisiones de pastoral y convivencia como delegados.

 

Experiencia de crecimiento en valores:

En esta etapa en la que los alumnos valoran ya personalmente las experiencias de crecimiento y profundización en valores, que el centro les ofrece, cobran un relieve especial las:

  • Jornadas de Solidaridad.

  • Jornadas de Reflexión y las

  • Aulas solidarias

Los alumnos que quieran vivir la experiencia del voluntariado realizan una actividad de servicio prestando apoyo para la realización de tareas escolares a alumnos de educación primaria que presentan necesidades académicas y sus familias no disponen de recursos para ayudarles.

Este ejercicio de solidaridad pone en valor a la persona que ayuda y al niño ayudado le estimula que sea un alumno mayor quien le atiende y se sienten muy motivados para el aprendizaje.