La ESO es para nosotros una fase fundamental porque es el final de la Etapa Obligatoria, lo que supone que debemos garantizar en todos los alumnos la adquisición de las competencias básicas.

Es además una coyuntura muy importante por lo que comporta de toma de decisiones sobre lo estudios que posteriormente han de seguir, su posicionamiento ante los valores y la vida, y el momento idóneo para afianzarlas bases de sus relaciones y su madurez personal.

Todo ello hace que una de nuestras tareas prioritarias en esta Etapa sea el acompañamiento y atención a cada alumno, desde su realidad escolar y personal.

1.- La atención a la diversidad desde el desarrollo de metodologías Inclusivas.

Para dar respuesta a la diversidad de alumnado de la etapa, y así hacer realidad el principio educativo “Escuela inclusiva”, se apuesta por estrategias metodológicas y organizativas que favorezcan la atención diferenciada e inclusiva, tales como:

Flexibilidad en los agrupamientos:

Agrupamientos Flexibles para 1º y 2º de ESO, en las áreas instrumentales de Lengua y Matemáticas.

De los tres grupos clase que configuran las tres líneas que tiene la etapa, se forman cuatro grupos de alumnos, atendiendo a criterios no solo de nivel de conocimientos, sino también de motivación y de estilo de aprendizaje.

Por la importancia que tiene se cuida al detalle el procedimiento a seguir para la confección de los nuevos agrupamientos, a partir de los grupos de procedencia, así como los cambios de grupo que se dan a lo largo del curso. Todo ello está recogido en el protocolo de funcionamiento.

El seguimiento de funcionamiento de los grupos y las decisiones de cambio lo hace el equipo de profesores con el coordinador de área, con supervisión del coordinador de ciclo.

Los padres están, en todo momento informados del proceso.

Las valoraciones hechas por padres y profesores es altamente positiva.

 

Destaca especialmente, la mejora significativa en motivación hacia la materia de los alumnos y el consiguiente aumento de su autoestima.

Todo el proceso seguido queda recogido trimestralmente por el equipo de profesores que llevan a delante la experiencia y es supervisado por la Comisión de Atención a la Diversidad.

Los Programas de Diversificación Curricular:

En los niveles de 3º y 4º de ESO, el centro dispone de programas específicos de atención a la diversidad, que suponen una forma de acceder al título de Graduado en Secundaria, para aquellos alumnos que se encuentran en situación de riesgo de titulación, dadas sus dificultades académicas.

Las materias instrumentales básicas se trabajan en grupos reducidos que permite un seguimiento más individualizado, facilitando así el acceso al currículo.

Este alumnado cuenta además con una tutoría específica, lo que garantiza aún más su seguimiento y apoyo individual.

Algunos alumnos de 4º, realizan una interesante experiencia de inmersión laboral, a través del programa LABOR-ESO que consiste en unas semanas de acceso al mundo laboral.

Este programa está vinculado a la Consejería de Educación y a la Cámara de Comercio, que facilita las empresas dispuestas a esta colaboración educativa.

La valoración de la experiencia que viven los alumnos es altamente positiva, pues se acercan de una manera real a la vida laboral al participar en empresas elegidas, van orientando su vocación de futuro.

2.- Experiencias de innovación educativa:

Favoreciendo el bilingüismo.

El Centro Castroverde apuesta por la enseñanza de idiomas tan importante en la sociedad actual y está decidido a favorecer el bilingüismo en lengua inglesa.

Así, además de las horas de la materia de inglés propiamente dicha, se desarrollan otras dos materias impartidas en lengua inglesa: Ciencias Sociales y Educación Plástica y/o Educación Física.

También se dispone de un Auxiliar de Conversación nativo. Este Auxiliar ofrece la posibilidad de docencia compartida con el profesor de inglés, para profundizar en la destreza oral así como enriquecer los aspectos culturales propios de la cultura inglesa.

Completando esta línea de potenciar el bilingüismo, el Centro cuenta con una Escuela de Idiomas para facilitar a los alumnos, desde el propio Centro, la posibilidad de ir certificándose progresivamente, en los niveles de competencia europeos.

Acompañamiento personalizado:Tutoría individual

Es esta una estrategia que se hace especialmente necesaria en la etapa de la adolescencia, para hacer más intensivo el acercamiento a la persona, verdadera razón de nuestra acción educativa.

El momento vital de crecimiento coincidente con el aumento de exigencia académica, aconsejan buscar encuentros donde el alumno comparta con el tutor sus necesidades, sus dudas o sus inseguridades así como sus logros hacia una madurez.

En este encuentro personal en clima de confianza, la posibilidad de orientación, de acuerdos, de pactos, resulta más posible y enriquecedor.

El Departamento de Orientación ofrece a los tutores pautas que facilitan un diálogo y seguimiento eficaz.

También el seguimiento de esta medida se hace trimestralmente con análisis pormenorizado de los tutores permitiendo así hacer una valoración de las experiencias y un análisis de la frecuencia y la calidad de las intervenciones.

Esta medida es muy valorada tanto por los propios alumnos como por las familias, y asimismo por los profesores y tutores.

3.- Experiencias de crecimiento y maduración personal:

Participación activa en la vida del Centro.

Como escuela democrática y participativa los alumnos forman parte de las comisiones relevantes de Centro:

  • Comisión de Pastoral, aportando sugerencias al diseño del Plan de Pastoral y trasmitiendo a sus compañeros información de los momentos claves de tiempos litúrgicos.
  • Comisión de Convivencia. Los alumnos aportan desde su visión de las normas de convivencia las sugerencias para facilitar el cumplimiento de las mismas, así como idear estrategias para recordarlas mediante la difusión y divulgación en los espacios comunes.

Jornadas de reflexión cristiana.

Nuestro Centro ofrece especialmente en este momento del proceso educativo, espacios para facilitar la apertura a la trascendencia. En esta línea cobran importancia las Jornadas de Reflexión Cristiana como seña de identidad. Suponen una posibilidad de encuentro personal y dan respuesta a la educación integral que proponemos.